domingo, 08 de marzo de 2009

Susurra el viento, tan frio y tan solitario,

estremeciendo la noche, estremeciendo su manto.

El manto tan nocturno, tan muerto y helado,

ese que hace cada vez al invierno mas extraño:

 

“Hemos tenido que caminar juntos.

Unidos por la muerte, caminando por el mundo.

Un mundo sin gente, sin virtud, sin mucho

que me acuerde. Tan solo veo el humo

de la guerra y la pobreza. Es un mundo sin mundo...”

 

Son las palabras que tristes y dolientes,

que distorsionadas por el frio y por el fuego que ardiente

quema la madera muerta, símbolo de vida inexistente.

Son las palabras que escucho mientras siento mi muerte.

 

“Hemos tenido que caminar juntos.

Caminando, caminando sin rumbo.

Soñando despiertos, soñando confusos.

Por lo que nunca fue, por un futuro

que nunca tubo la oportunidad de ser…”.

 

Y el débil susurro de una vida tan cruda y tan breve,

Atraviesa mi mente, y sin que mienta mi ilusión muere.

¡Maldita mi suerte! Que jugando con la vida pierde.

Se me escapa la luz, se que muero, y diré muriendo. Por siempre

 

Caminando por el mundo perdimos el rumbo

y perdidos en la niebla nos negamos al mudo.

Necios e imprudentes, en contra del que impuso

el sufrimiento que miente, por el silencio brusco.

Y ahora en la muerte, no velo más por el futuro…

 

Y el fúnebre silencio se expande rápido y constante

Muero esperando la respuesta del viento mi amante

Y la esperanza perece. Eso creí, hasta que fuerte, muy fuerte

Retumba en la montaña el grito olvidado de un mundo que muere:

 

“¡Vivimos la vida sin cesar!

¡Luchando día y noche por la liberad!

¡Y nos mataron, nos mataron sin piedad!

Pero vivimos y luchamos por la humanidad”.

 

 


Tags: Guerra, Concienca, Sociedad, Revolución.

Publicado por xnolx @ 20:35  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios